Visitamos LA FÁBRICA centros de negocios y coworking en Madrid

0

En el corazón de Madrid, La Fábrica cuenta con cuatro espacios en zonas céntricas, donde promover el trabajo flexible y el aumento de productividad en un entorno creativo.

La historia de este conjunto de espacios de Coworking en Madrid se relata a cuando Manuel Fernández de Cañete y Álvaro Nicolás decidieron que este modelo de negocio era idóneo para combatir la crisis. En estos momentos, el número de autónomos y trabajadores a distancia crece cada año y con estas oficinas se puede abaratar costes entre todos a la vez que mantener tu propio espacio. Casi 300 trabajadores, unas oficinas con todo tipo de facilidades para que no les falte de nada (hasta sus espacios son “dog friendly”) y poder olvidarte de todos los papeles que conlleva alquilar tu propia oficina. Para que los clientes estén a gusto, los espacios se han decorado con mucho estilo, y sobre todo sin las distracciones del día a día que tienes en casa: poner la lavadora, pasar la aspiradora, tentaciones de echarte una siesta, etc. Además los espacios de coworking cuentan con despachos de todos los tamaños y salas de reuniones que se pueden reservar, abierto 24 horas al día, todos los días del año. El objetivo es centrarse en el trabajo. El éxito consiste en que puedas dedicar tu tiempo a lo que quieres. 

La Fábrica: Centro de negocios de Glorieta de Cuatro Caminos, Madrid

El secreto que hace el Coworking La Fábrica tan exclusivo no es otro que el de ofrecer la mayor flexibilidad posible a las empresas y trabajadores, que no se tienen que preocupar de otra cosa más que de trabajar. Con la ayuda de esta empresa, se firma un contrato que garantiza que el coworking se ocupa de todo. “La mayor ventaja de un coworking es que no hay que invertir tiempo en otra cosa que no sea trabajo, nosotros nos encargamos del resto: buscar un local, contratar internet, darse de alta para el contrato de la luz y muchas otras tareas que implican tener tu propia oficina, pero todo se lo facilitamos nosotros”, explica Manuel, contento de ver crecer la comunidad de su coworking.

Los perfiles hasta el momento son muy diversos y eso hace la experiencia más enriquecedora. La expectativa con el tiempo es que sean aún más variados, el tipo de profesión y el sector no tiene límites. Los autónomos y profesionales de internet son quienes más aprovechan este servicio. Sin embargo, el uso de este espacio podría estar vinculado a empresas enteras: delegaciones de empresa de otras ciudades o países, startups y todo lo que sea necesario. En los espacios de coworking La Fábrica prevalece que sus centros estén en lugares estratégicos y la gente pueda conciliar la vida social con la laboral. El acceso es ininterrumpido para que no haya que ceñirse a un horario establecido. En definitiva, un espacio que impulsa el networking pero que considera la privacidad del trabajador.

La Fábrica: Centro de negocios de Quevedo, Madrid

El Coworking La Fábrica sigue creciendo cada día, y es que tan sólo empezaron hace un año y medio con 250 m2, y ahora gestionan más de 2.000 m2, con miras a duplicar la cifra en menos de un año. Para alentar a las personas que están pensando en un coworking para trabajar este verano, se ha sacado una oferta especial y ahora es gratis hasta septiembre. Gracias a esta oferta, puedes conocer las ventajas del coworking sin preocuparte de las vacaciones y no estar el mes entero. Un modelo de trabajo que, aunque ya se conoce desde hace tiempo, no ha hecho más que crecer y evolucionar. 

Share.

Leave A Reply

CLOSE
CLOSE